Práctica de homúnculo sensorial

El mapa de la superficie corporal que tenemos en la corteza de nuestro cerebro no es proporcional al espacio real. Las partes sensibles como la cara y las manos ocupan más espacio que las partes menos sensibles como las piernas o la espalda. Para comprobarlo se puede medir la sensibilidad con que distintas partes del cuerpo discriminan dos puntos. Cuando dos puntos cercanos tocan la piel se puede sentir como un solo objeto. Cuanto más sensible sea la parte del cuerpo más fácil es sentir ambos puntos. Con los resultados se puede dibujar una representación cortical del cuerpo, llamado homúnculo sensorial. En un homúnculo sensorial las partes del cuerpo más sensibles son más grandes y las partes del cuerpo menos sensibles son más pequeñas.

El primer homúnculo fue realizado en 1950 por el Dr. Penfield de la McGill University. Durante la década de 1950, el Dr. Penfield que era neurocirujano, operaba a cerebro abierto a pacientes con epilepsia. Mientras estos pacientes estaban despiertos, el Dr. Penfield estimulaba determinadas zonas de la corteza somatosensorial, y los pacientes describían las sensaciones que percibían en diferentes partes de su cuerpo.

Material

  • Moneda de 1 euro.
  • Un antifaz que no deje pasar la luz
  • Placa de plástico (tarjeta crédito fuera de uso o similar)
  • Tijeras
  • Pegamento

Procedimiento

1ª parte. Vamos a comprobar a nivel individual la diferencia de sensibilidad a grandes rasgos

  1. Coges la moneda de un euro, la pones de canto y la pasas desde el brazo hasta tu mano
  2. ¿Notas alguna diferencia? ¿Qué parte es más sensible?
  3. Describe como notas el canto de la moneda a lo largo del brazo

2º parte. Vamos a medir por parejas la diferencia de sensibilidad de distintas zonas del cuerpo

  1. Recorta la tarjeta alrededor por el borde externo azul, sin recortar los picos
  2. Pégala a la placa de plástico y recorta ahora el contorno blanco con todos los picos
  3. Uno de los miembros de la pareja se sienta y debe cerrar los ojos (ponerse el antifaz).
  4. La otra persona que mide debe presionar dos puntos de la tarjeta contra la piel del sujeto y preguntarle si siente un punto o dos puntos (los dos puntos tienen que tocar la piel al mismo tiempo).
  5. Se comienza con la mayor distancia (60 mm) y se va disminuyendo (30 – 15 – 7.5 – 3.75) la pruebas a distancias cada vez más pequeñas hasta que el sujeto indica que se sienten un punto y no dos o hasta llegar a la distancia más pequeña.
  6. Los lugares son en la frente, la espalda, el brazo, la palma de las manos, el muslo y los pies, como se muestra en las fotos en cualquier orden. Primero el lado derecho del cuerpo, luego el izquierdo.
  7.   Haz una tabla para registrar la primera distancia en la que se sintió ambas puntas como un sólo punto (o la última distancia que fue probado).
  8.  A partir de la información reunida en el experimento anterior ¡es hora de ver cómo sería tu homúnculo si fuera una persona de verdad! El Instituto Max Planck ha diseñado un sitio web genial ¡que hace precisamente eso!
  9. Entra en:                http://www.maxplanckflorida.org/fitzpatricklab/homunculus/  y elige el modelo que más te guste, luego introduce los valores obtenidos de tu lado dominante en los cuadros desplegables en brainmapper.or. Copia la imagen y pégala aquí, al lado del hueco de la tarjeta.

 

 

Cuestiones

  1. Compara tu homúnculo con el de tu compañer@. ¿Son muy distintos? Describe sus similitudes y diferencias.
  2. ¿Hay muchas diferencias entre ambos lados del cuerpo? Coméntalas
  3. ¿Esperaría ver alguna diferencia entre hombres y mujeres para las áreas registradas?
  4. ¿Y entre niños y adultos?
  5. ¿Por qué un área mayor del homúnculo está dedicada a la mano cuando el brazo es claramente más grande?
  6. ¿Qué pasaría si la sensibilidad de tus manos dejara de funcionar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *